AQUÍ

Tu publicidad tendría éxito

ADFP

MAURO CANTORO, TALENTO SIN FRONTERAS

MAURO CANTORO, TALENTO SIN FRONTERAS
Por: Jonathan Strauss Simons
"Me sorprende cuando chicos que no me vieron jugar se me acercan y me expresan su reconocimiento"

¿Qué te gustó y qué no te gustó del torneo nacional este año?

Me gustó que equipos denominados más chicos, como Atlético Grau y otros, jugaron bien sus partidos e incluso buscaron el campeonato. Jugaron de igual a igual con los grandes. Luego, es natural que los equipos más reconocidos prevalezcan. Lo de Melgar a nivel internacional es muy destacado. Lo que no me gustó tiene que ver con la infraestructura, es fundamental mejorar eso para que todo lo demás mejore.

Estás muy identificado con Universitario de Deportes, ¿Cuál es tu opinión sobre el año del cuadro crema?

La U siempre tiene que aspirar al título, cuando no lo gana, es sabor amargo. Pasa en Perú, como también en Argentina y Brasil. Tuvo momentos muy buenos, inclusive con chances de título en algún momento, pero la Copa Sudamericana para un club de esta importancia es poco. Ahora empieza un año nuevo y las ilusiones se renuevan.

La respuesta de su hinchada ha sido impresionante. Tienen un cariño muy grande por ti. ¿Qué anécdota podrías contarnos sobre tu relación con ellos?

MAURO CANTORO, TALENTO SIN FRONTERAS

La gente de la U es increíble. Son el sostén de los momentos difíciles que viene pasando la institución. Siempre dieron la cara.

Conmigo hay una relación hermosa, desde que llegué al club y por mi forma de jugar, quedé en la retina del hincha. Cuando un jugador deja títulos, yo tuve oportunidad de hacerlo dos veces, se vuelve importante. Yo estoy muy agradecido, porque me fui mucho tiempo del país y cuando volví todo fue igual. Me sorprende cuando chicos que no me vieron jugar se me acercan y me expresan su reconocimiento, quizás por lo que les contó su padre o lo que vieron en redes, pero eso es de lo más lindo que tiene el fútbol.

Se sabe que la “U” tiene muchos problemas extrafutbolísticos, pero en lo estrictamente futbolístico, sabiendo que ha pasado mucho tiempo sin obtener el título nacional, ¿Qué crees que le falta para lograrlo?

Es de público conocimiento que el club, lamentablemente, tuvo muchos problemas que no tienen que ver con lo deportivo y repercuten en el equipo. Pasa con un chico, cuando va al colegio y hay problemas en casa, anda distraído y no rinde.

Es natural. Me gustaría, por el cariño y el tiempo que estuve, que eso se solucione, porque la gente merece que la U vuelva a ganar cosas importantes.

Ganaste títulos con la “U”, pero si tuvieses que decir cuál es tu recuerdo más feliz con el equipo, fuera del título, específicamente, ¿Cuál sería?

La convivencia, el equipo que encontré. Me hubiese gustado pasar muchos años en la U, pero lo poco que estuve fue muy intenso. Los recuerdos con la gente, desde el momento en el que iba a entrenar hasta los partidos, pasando por las concentraciones en el Lolo. Eso es imborrable e impagable. Es muy difícil de explicar. Porque uno lo lleva adentro, lo vivió. Cuando voy al Lolo revivo todos esos recuerdos gloriosos.

Fuiste parte del plantel campeón de la Copa Libertadores que ganó Vélez Sarsfield, en 1994, al mando de Carlos Bianchi. ¿Qué podrías contarnos, desde tu propia vivencia, sobre un entrenador tan reconocido y ganador?

MAURO CANTORO, TALENTO SIN FRONTERAS

Carlos me llevó de manera formal a entrenar con el primer equipo.

Un gran entrenadorcon mucha dedicación. Dentro de lo que podía, él nos daba oportunidad a los más jóvenes. En ese momento, formó un gran equipo. Me tocó ser un jugador de reparto, no era de los principales. Recuerdo que hacía mucho hincapié en los suplentes. Se notaba que buscaba un plantel muy comprometido. Me dejó muchas enseñanzas y me trataba con mucho cariño, resaltando las condiciones que tenía, haciéndome saber que dependía de mí hasta donde podía llegar. Siempre conmigo tuvo muy buenas palabras.

Tú eras muy chico aún, haciendo tus primeras armas en el fútbol profesional, pero el plantel contaba con jugadores de mucha experiencia y jerarquía. ¿Cómo influencia en un jugador que inicia su carrera, contar con referentes como José Luis Chilavert y Roberto Trotta?

Vélez es un club muy familiar y hoy llenan estadios. Eso logró Carlos Bianchi, armando ese gran equipo, haciéndolo un club grande en Argentina. Llevó gente como Chilavert y Trotta, entre otros, porque también estaban Marcelo Gómez, Bassedas, Turu Flores, Turco Asad, gente increíble, ganando muchas cosas y que nos trataban muy bien a todos. Gente muy humilde de la que yo he aprendido mucho para mi carrera y en general.

¿Tienes relación aún con los integrantes de ese plantel?

De hecho, tengo relación con la mayoría. Hablo con el “Chino” Zandoná que es un crack.

Christian Bassedas, hoy Gerente Deportivo de Vélez, es mi amigo, hablamos seguido. Hablo a veces con Chila (José Luis Chilavert) y con Pablito Cavallero. A veces voy a Argentina y voy al club, que tiene todo, una infraestructura impresionante y me encuentro con muchos trabajadores de los que estuvieron siempre y es un placer verlos.

Cada año parece más difícil para los equipos peruanos competir a nivel internacional. Desde tu experiencia, ¿Qué podrían hacer los clubes para hacer un mejor papel en torneos continentales?

MAURO CANTORO, TALENTO SIN FRONTERAS

Todo cambio necesita inversión de tiempo y dinero. Es muy difícil salir de lo que está mal. Hay una excelente mejora, en mi opinión, eliminando la bolsa de minutos. Estoy seguro de que eso mejorará mucho el fútbol. No es que a los chicos no se les dé oportunidades, pero es importante hacerlo cuando estén preparados y no por cumplir obligaciones. Para eso, hay que mejorar el trabajo del formador, del entrenador de menores. Hay que pagarles lo que corresponde para que se dediquen por completo al trabajo en el club y no necesiten tener otros trabajos y tengan otras preocupaciones. Así funciona, por ejemplo, en Argentina. Allá los chicos entienden pronto la importancia de competir, que no es fácil y que en algún momento también van a sufrir. Saben las consecuencias de ganar y también de perder. La dedicación para obtener recompensa. Acá aún se estila que todos los chicos tengan que jugar, eso no forma al jugador. El fútbol es negocio y es frívolo en algún punto. Eso no significa que traten mal a los chicos, sino que sepan que se están preparando para una profesión que gira en torno a trabajo y dinero. Eso se le debe enseñar a los chicos, por supuesto, respetando las maneras y etapas correspondientes. Si un chico se pone mal, encuentras la manera de acercarte y explicarle los motivos por los que no tiene la consideración que espera. Cuando volví de Europa, llevé a mi hijo Tiago a Vélez, lo probaron un mes y lo evaluaron, pero no hubo ninguna distinción por ser hijo mío y a los padres nos pidieron que nos retiremos. Si el chico lo merece, ganará un lugar en el equipo. Si el padre quiere que el hijo juegue de todas maneras, lo invitan a participar de una academia, donde pagan para que el hijo tenga oportunidad de jugar en una escuela de fútbol. Para pertenecer al equipo principal del club, tienes que ganarlo en cada entrenamiento y así es el fútbol. Otra cosa es que los equipos tienen que encontrar las mejores maneras de generar dinero. Los equipos necesitan reforzarse, hacerse más fuerte cada año. Hay mucho trabajo que hacer como organización. El Perú tiene materia prima. Sacan jugadores constantemente. Lo doloroso es que no hay acompañamiento que prepare a esos chicos con talento.

Un hito importante en tu carrera es el paso por Polonia, que te llevó a jugar por su selección, incluso. ¿Qué puedes contarnos de esa experiencia?

Bianchi siempre me bromea sobre el jugador que pude haber sido. Debuté a los 17 años en primera, fui capitán de la categoría en la selección. Mi techo tendría que haber sido un club top del mundo, pero no se dio. La carrera avanza por otros lados. Me fue muy bien en Ascoli, en Italia, y apareció el equipo en Polonia. No sabía de qué se trataba, pero llegué a un club enorme, acostumbrado en ese momento a jugar la Champions contra rivales importantísimos. Me fue muy bien y renové, me sentía cómodo. Con ese club pude jugar los torneos más importantes a nivel mundial. Cuando evalúo mi carrera, ahora que ya soy grande, obviamente no soñaba con eso exactamente, pero cumplí con todo lo que quería como futbolista.

MAURO CANTORO, TALENTO SIN FRONTERAS


A pesar de ese paso por Polonia, teniendo incluso la nacionalidad y siendo primer mundo, elegiste hacer tu vida en Perú ¿Qué tiene el Perú y su fútbol que pueda convencer a jugadores de otros países para venir y que Perú sea un trampolín para su carrera?

Yo llegué muy joven y lo que viví en la U fue increíble, es un club enorme, encima anduve muy bien y se lograron títulos, viví un idilio con la hinchada. Quedé muy marcado. Luego, yo siempre intenté ser educado y respetuoso con todos. Después de Europa, yo quise volver para jugar en la U, no se dio y es lo único que me quedó por cumplir en mi carrera. Jugué en otros clubes y después haces vida, tengo a mis hijos acá. En lo personal, me encanta el país, su cultura y su gente. Siempre me trataron bien acá.

Vea la revista completa aquí: https://adfp.org.pe/revistas/

Últimas noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ADFP

Aquí

Tu publicidad tendría éxito

Revista ADFP

Último resultado

Campeonato nacional
2022

(12/11/2022)
2 - 0
Estadio Alejandro Villanueva

Alianza Lima vs FBC Melgar

Próximo encuentro

Campeonato nacional
2022

Campeonatos

Campeonato Nacional 2022

Ver estadísticas ->

Campeonato Nacional 2022

Ver Estadísticas

Campeonato Nacional Femenino 2022

Ver Estadísticas ->

Campeonato Nacional Femenino 2022

Ver Estadísticas

Torneo Menores 2022

Próximamente ->

Torneo Menores 2022

Próximamente

Redes Sociales